Etiqueta: via lactea

Asturias se implica en la conquista del espacio

El primer viaje espacial a la Luna creó un mito en la historia de la humanidad, y desde entonces el hombre no deja de intentar ir más allá en el espacio exterior, intentado desentrañar sus misterios y conocerlo en profundidad, anticipando viajes espaciales que pueden estar más cerca de lo que creemos, nunca se sabe. Para ello, la tecnología ha avanzado a pasos agigantados y se ha tenido que adecuar a este interés por conocer lo que se encuentra más allá de nuestro planeta. Y ahora, desde Asturias, estaremos directamente implicados en este asunto.

La empresa asturiana Asturfeito, desde su sucursal de Avilés, construye la estructura que permitirá al LSST, el telescopio más grande del mundo, dirigir su mirada hacia cualquier lugar de la bóveda celesta, permitiéndole giros de 180 grados en cualquier dirección. Tiene un tamaño de 17 metros de altura por 16 de ancho, y un peso de 400 toneladas. Una vez terminada y testeada, se desmontará en piezas más pequeñas que serán trasladadas a Chile, donde el telescopio permanecerá 10 años estudiando el cielo, a partir de 2019, fecha en la que está prevista su puesta en funcionamiento definitiva.

El LSST (Gran Telescopio de Rastreo Sinóptico) rastreará miles de millones de objetos, creando oportunidades sin precedentes para estudios de misterios cósmicos.  La información beneficiará a una amplia gama de innovadoras investigaciones astronómicas y astrofísicas, abordando temas como la materia oscura, la energía oscura, la formación de galaxias y otros estudios detallados de fenómenos y objetos en nuestro cosmos vecino, la Vía Láctea.

La pieza central de LSST será su cámara de 3.2 gigapíxeles, que se está ensamblando en el Laboratorio Nacional de Aceleradores (SLAC) del Departamento de Energía de EE. UU. Cada pocos días, la cámara digital más grande jamás construida para la astronomía compilará una imagen completa del cielo del sur. Seguirá los movimientos y cambios de decenas de miles de millones de estrellas, galaxias y otros objetos en lo que será la película de stop-motion más grande del mundo. Cumplir con esta extraordinaria tarea requiere una tecnología extraordinaria. La cámara tendrá el tamaño de un SUV pequeño, pesará 3 toneladas y utilizará tecnología óptica, tecnología de imágenes y herramientas de administración de datos de última generación.  Los datos se enviarán a la cartera de procesamiento y análisis que manejará la enorme cantidad de información de LSST (aproximadamente 20 terabytes de datos cada noche). Allí, se convertirá en imágenes utilizables. El sistema también señalará posibles eventos interesantes y enviará alertas a los astrónomos en un minuto.