Etiqueta: especies en extincion

Repoblación de rapaces en los Picos de Europa

El paraíso natural que se encuentra en Asturias es uno de los más importantes de España y también de Europa, y por eso son muchos los intentos que se hacen por recuperar en nuestros parques nacionales especies animales autóctonas que se encuentran en peligro de extinción. No siempre es una tarea fácil, a pesar de que hasta ahora no se ha introducido ninguna extraña al habitat de la zona, pero parece que poco a poco se van consiguiendo resultados satisfactorios, cosa muy beneficiosa para todo el entorno ecológico del lugar.

Esta vez le ha tocado el turno al parque nacional de los Picos de Europa, y la especie elegido ha sido la del quebrantahuesos. Gracias al proyecto LIFE+ ´Red Quebrantahuesos´, siete ejemplares de estas aves rapaces serán liberados en la zona, esperando que se adapten a la vida salvaje del lugar, y eventualmente puedan llegar a reproducirse en condiciones salvajes; han sido cedidos desde el Pirineo aragonés, una zona de donde esta especie era autóctona junto con toda la codillera cantábrica, y que se espera pueda a volver a convertirse en territorio de esta especie carroñera.

El quebrantahuesos, conocido también como buitre barbudo o en su denominación original lammergeier (buitre ovejero), es el ave más grande de los Alpes y una de las rapaces más raras de Europa. Anida en las altas rocas y habita exclusivamente en zonas montañosas, y debe su nombre a su forma de caza, pues suelta a su presa desde una gran altura para romper sus huesos y acceder a la médula ósea en su interior. Antaño, se los podía encontrar en cualquier cordillera al sur del continente desde los Alpes. Actualmente existen en Europa aproximadamente 100 parejas reproductoras, principalmente en los Pirineos, entre Francia y España; en la isla de Córcega, en la isla griega de Creta y en Grecia; también se ha reintroducido en los Alpes europeos a través de un programa de cría en cautividad.

Estas aves defienden grandes territorios en los que una pareja se alimenta y se reproduce; es poco probable que toleren la presencia de otros individuos maduros de la especie en los límites de su enclave. El tamaño de de este territorio es de aproximadamente 200-400 km2 y, por lo tanto, la distribución de la especie es bastante escasa. También se sabe que esta especie es monógama;  en Europa, forman una pareja entre noviembre y diciembre y los huevos se ponen entre diciembre y febrero. Por lo general, ponen dos huevos, pero el segundo huevo, que es más pequeño, es una forma de seguro biológico y el polluelo generalmente es asesinado por su hermano mayor en las primeras semanas después de la eclosión.

Esperamos verlos muy pronto en estado salvaje en nuestras montañas asturianas, seguro que será un espectáculo increíble.