Mes: abril 2018

Mindfuldog, un auténtico día de perros

Pensamos que estamos en una sociedad avanzada, y que promover el respeto por las mascotas es algo que debería haber quedado ya en el pasado; es por eso que el éxito de iniciativas como la que el domingo pasado se realizó en Gijón, y que convirtió algunas de sus calles más emblemáticas y la playa en un paseo con cientos de paseantes acompañados de sus perros, asombra bastante y nos hace pensar que, en realidad, sí que necesitamos recordarnos lo que significa tener un animal a nuestro cargo.

Mindfuldog, el nombre del evento, pretendía concienciar a todos los ciudadanos de Gijón sobre la tenencia responsable de un perro como mascota; pero su éxito ha sido más grande de lo esperado. Protectoras de toda la provincia querían incidir en la necesidad de adoptar antes de comprar uno de estos animales, y cómo realmente eran necesarios una serie de cuidados para su correcto mantenimiento, además de un trato adecuado, para que hacerlo no se convierta en un juego del que el dueño puede acabar cansado tarde o temprano. El abandono de mascotas, sobre todo de perros y gatos, en este país es bastante alto, a pesar de que en los últimos años se hayan tomado medidas como  la obligación de ponerles un chip identificativo o las multas a aquellos dueños que maltraten a sus animales, o se deshagan de ellos de forma poco adecuada o responsable.

Aunque la expresión “día de perros” tiene un sentido peyorativo, en este caso no pudo ser más afortunado; de hecho, la organización de Mindfuldog está deseando volver a repetir la experiencia muy pronto, ya que ha tenido tan buena acogida por el público, deseando y esperando que haya habido una real concienciación no sólo entre las personas que conviven con perros, sino también para todos aquellos que deseen tenerlos como mascotas, pero aún no comprenden del todo el grado de responsabilidad que ello conlleva. Pero sí, ojalá vengan muchos días así de ahora en adelante.

 

El himno asturiano triunfa en Australia

Los himnos nacieron con la intención de aunar a una serie de individuos, generalmente habitantes de un mismo lugar o una zona específica, seguidores de algún acontecimiento en concreto, o simplemente integrantes de alguna hermandad. Como sea, esas canciones, o simplemente melodías, ya que algunos de ellos no tienen letra, son capaces de crear vínculos irrompibles entre personas que se encuentran a miles de kilómetros de distancia; de hecho, son capaces de cruzar fronteras sin ningún problema.

Sin embargo, no creo que entrara en el pensamiento de ningún asturiano el pensar que su himno, por lo visto uno de los que más versiones tiene, fuera a causar furor en la otra punta del mundo, y mucho menos en un programa de televisión. Esta es una historia curiosa, y que de seguro hace a su protagonista famoso, pero que además levanta el orgullo de todos los que nos sentimos asturianos de pura cepa.

En Australia, donde se emite un programa de televisión equivalente al Got Talent de algunos países europeos y EE.UU., o La Voz en su versión española, el jurado quedó totalmente alucinado con una versión del famoso “Asturias, patria querida“, interpretado por el nieto de una emigrante natural del Principado. Oskar Proy, de tan solo 18 años, dedicó una versión del himno muy especial a su abuela, y dejó totalmente anonadados a los integrantes de la mesa de los jueces, entre los que se encontraban Joe Jonas y Boy George.

Tras su éxito en el programa, Oskar contó la experiencia en las redes sociales, explicando el asunto y homenajeando a sus parientes españoles, en especial a su abuela, de la que dijo le había enseñado a cantar y el gusto por la música. La señora, ahora con demencia senil, no ha podido disfrutar del éxito que su nieto ha tenido gracias a algo tan especial como el himno de su madre patria, que ella misma le enseñó; pero el chico no dejó de agradecérselo, y los múltiples comentarios que recibió alabaron su gesto y también lo felicitaron, por él y por el triunfo que le había supuesto.

 

La gastronomía asturiana llega a EE.UU.

Que la gastronomía de Asturias es magnífica y apreciada en numerosos lugares de fuera de España no es algo nuevo ni tampoco secreto. Nuestros productos locales y nuestras formas de prepararlos son una marca de nuestra identidad que nos exporta sobre todo a Europa, pero que también dentro de nuestras fronteras nos convierten en una de las comunidades con recetas tradicionales más demandadas en cocinas de otros lugares del país. No será casualidad, ¿verdad?

Pero hasta ahora, nunca se habían interesado por nosotros desde el otro lado del charco, me refiero al país de las oportunidades. Sin embargo, eso ha cambiado gracias a uno de nuestros chefs, José Andrés, que hace años vive en Estados Unidos y realiza su trabajo con gran éxito; y tuvo la genial idea de invitar a uno de sus colegas de profesión a conocer de primera mano la cocina asturiano, y de la mejor manera, in situ.

Anthony Bourdain es un chef neoyorquino que realiza un programa bastante conocido para una cadena de televisión, Unknown Parts, donde mezcla viajes y gastronomía; se dedica a visitar diferentes lugares del mundo, para conocer y presentar sus joyas gastronómicas tradicionales. Ya conocía la comida vasca, pero gracias a la insistencia del chef asturiano que le había hablado maravillas de la de su tierra, decidió realizar uno de sus programas en plena ciudad de Oviedo, para disfrutar no sólo de la historia, paisajes y gentes de la ciudad, sino también de la buena cocina en algunos de sus locales más emblemáticos, probando algo tan propio de la tierra como el cachopo y la sidra, y siguiendo con el pescado, los quesos y algunos platos de carne tradicionales.

Por supuesto, esta noticia no puede resultar más que una gran alegría y satisfacción para todos los asturianos, pues siempre es interesante que profesionales de la gastronomía de otros países se interesen por nuestros productos y recetas tradicionales, y además sirva para darnos renombre en todo el mundo.

 

El shiitake, cultivo estrella en Asturias

Llegado desde Japón, el cultivo de setas en troncos de madera empezó a realizarse hace unos años en la Comunidad Asturiana y hoy, totalmente asentado, se ha convertido en uno de los productos de exportación más demandados. Se dedica principalmente a la variedad de setas shiitake, pero en los últimos años se ha abierto a otros tipos de hongos, que también se han adaptado perfectamente a nuestro entorno y que están dando excelentes resultados, no sólo a nivel alimentario, sino también cosmético e incluso sanitario.

La calidad de las setas así cultivadas es excepcional, ya que está libre de cualquier producto químico, y su técnica de cultivo, ya milenaria, es realmente sencilla. Las empresas en Asturias no sólo se dedican a la venta del producto final, sino que existe la posibilidad de cultivarlo en casa, adquiriendo el tronco que ya lleva inoculado el hongo, y que sólo necesita ser rehidratado periódicamente para gozar de nuestra propia cosecha de setas casera. Realmente, esto ha sido una verdadera revolución, y lo que empezó como un proyecto experimental, poco a poco ha ido ganando en importancia, hasta convertirse en un verdadero motor comercial.

Durante cientos de años, las setas shiitake han sido una fuente de alimento popular en Asia. Son el segundo hongo comestible más popular y el tercero más cultivado en el mundo. ¿Y por qué estos pequeños hongos son tan poderosos? Es porque tienen propiedades antivirales, antibacterianas y antifúngicas. También ayudan a controlar los niveles de azúcar en la sangre y a reducir la inflamación dentro del cuerpo. Entre sus principales propiedades se encuentran la lucha contra la obesidad, la estimulación del sistema inmunitario, la prevención de algunos tipos de cáncer, el cuidado del sistema cardiovascular, abundantes propiedades antrimicrobianas, aumento de la energía física y la actividad cerebral y ayuda para mantener una piel sana.

Además de todas los beneficios que el consumo de esta seta proporciona, además es un alimento sabroso, que puede cocinarse de variadas formas, complaciendo así a los paladares más exquisitos.